Páginas vistas en total

viernes, 3 de mayo de 2013

No han muerto los poetas...


Me resisto a pensar que el amor ha muerto en el corazón de los bohemios,
que ya no brotan palabras que sencillas aún, enamoran por ser sinceras;
y dibujan poemas y paisajes en las mentes de quien aún se permite soñar
y ayudan a volar a quien vencido vendió sus alas y olvidó su pasado estelar.

Me niego a creer que los poetas pasaron de moda, y las letras han caducado,
que no hay miles de mundos esperando ser descubiertos, inventados, vividos,
seres increíbles, enamorados que mueren sin besar a su amada, o al besarla,
traiciones exquisitas, amores tormentosos, princesas asesinas, locos ingeniosos.

No voy a caer en las trampas de los mentirosos que me dan ya por muerto;
y muertos conmigo mis demonios que plasmo en papel, príncipes y borrachos
o la satisfacción de ver sufrir a todas las damas que pagan una injusta traición,
o saborear el dolor en los ojos infinitos de una dama que sufre por despecho.