Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2011

Harto ya de estar harto...


Creo que ya estoy harto de los sobros del amor
de vivir disfrutando los finales felices de otros,
de llorar después de pensar que todo está bien
de mirar a los ojos y ver no más que burlas.

Maldita la hora en que confié una vez más,
maldita la mirada que me hizo confiar en ti.
Maldita la sombra de tu amor recurrente,
maldita las manos que acarician mis noches.

Suelto tu recuerdo en una copa de ron claro,
te bebo a sorbos largos, recurrentes, automáticos.
Tomo mi hoja, te maldigo con letras hirientes,
te amordazo con hipérboles y símiles amargos.

¿Cuántas veces hemos de caer, para crear memoria?
¿Cuántas historias debemos sufrir para ser inmunes?
¿Cuánta locura debes de conocer para reconocerla?
¿Cuántas palabras deben herirte para poder evadirlas?

Esta maldita musa que se empeña en envenenarme,
estas putas noches en que vuelven tus recuerdos.
Estas fatuas memorias que aun me atormentan,
estas podridas tardes que insisto en no poder olvidar.